miércoles, 31 de agosto de 2011

Diario de 360º.


Fotografía: Laura Makabresku


"Amar es una palabra cuyo uso solía evitar tanto al escribir como en la relación amorosa. Por lo general utilizaba querer, como si su significado fuese el mismo. Se trataba de una intuición: la de que amar era una palabra de la que debía protegerme, ante la que había de hacerme fuerte. Cabe en lo posible que tal inhibición no fuese sólo mía, que sea la sociedad entera quien la padece en virtud de una retracción generalizada. Desvincular sexualidad de erotismo y éste de amor. Es decir: disociar el hecho de amarse del verbo amar, una palabra que avergüenza. La ventaja es que entonces se convierte en un secreto, como todo lo que es valioso."




Diario de 360º, Luis Goytisolo.

2 comentarios:

estelblau... dijo...

yo prefiero AMAR a querer ;)

Vicente Rosenstock dijo...

No deja de ser irónico que una de las reacciones posibles a elegir sea "me enamoró".